La policía alerta de una estafa por WhatsApp en la que se pide dinero a mujeres haciéndose pasar por sus hijos

La policía alerta de una estafa por WhatsApp en la que se pide dinero a mujeres haciéndose pasar por sus hijos

Los timadores reclaman un ingreso urgente a sus víctimas de cantidades que superan los 2.000 euros.

La Policía Nacional ha lanzado este lunes una alerta sobre una nueva modalidad de estafa cometida a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp en la que los timadores contactan de manera aleatoria con mujeres a las que piden dinero urgente haciéndose pasar por sus hijos. “Mamá, mi móvil se me ha estropeado y este es mi nuevo número. ¿Me podrás hacer un favor?”. Así son los primeros mensajes de este timo, en el que sus autores dicen no poder recibir llamadas para evitar ser descubiertos. “Tengo que pagar una cosa y no tengo la tarjeta a mano. Me puedes hacer una transferencia y te lo devuelvo al tener la tarjeta a mano”, añaden, según la conversación distribuida como ejemplo por el Ministerio del Interior.

Una vez convencida la víctima de que quien le manda los mensajes es su supuesto hijo, este le pide que realice una transferencia inmediata a una cuenta cuyos datos facilita. El diálogo se desarrolla en poco más de 15 minutos. Cuando las víctimas finalmente consiguen hablar con sus verdaderos hijos no hay vuelta atrás y no es posible cancelar la transferencia. La policía ha detectado en las últimas semanas estafas de este tipo en diferentes zonas de España. Sus autores han conseguido defraudar cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 26.000 euros.

En caso de recibir mensajes de este tipo, la Policía recomienda no perder la calma y cerciorarse de que al otro lado del móvil se encuentra un familiar antes de efectuar ningún pago.

A finales del pasado año circuló en la app de mensajería una estafa que consistía en el envío del mensaje “Hola, Ganador” a los usuarios y les aseguraba que podían ganar un bono de 2.000 euros para usar en un sitio de juego virtual, pero pedía ingresar 10 euros antes. El mensaje procedía de un número ubicado en Indonesia.

El 15 de marzo, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) alertó de una campaña sobre una campaña de envío de SMS que simulaban proceder de BBVA y el Banco Santander. Días más tarde, el Incibe avisó también de otros mensajes fraudulentos que fingían ser de Caixabank. En todos los casos, incluían términos como “seguridad”, “seguro”, “cliente”, “particular”, “ciberseguridad”, “incidencia” o “verificar”, y conminaban al usuario a pulsar en un enlace adjunto, con dominios como .ru (de Rusia), .es (España) o .info. Esas url dirigían a sitios webs que copiaban el diseño corporativo de las webs auténticas de los bancos. Una vez allí, se le pedían al usuario las claves de acceso a la banca on line, para apoderarse de ellas.

Otro intento de fraude reciente empleaba emails supuestamente procedentes de Correos con el asunto #Tu-paquete-ha_llegado!#. En el cuerpo del mensaje se indicaba que el usuario tenía pendiente de entrega un envío, que estaba almacenado en el centro de distribución. La web pedía al usuario que concretara una fecha de entrega a través de un chatbot (un programa que permite conversar, remitir preguntas y obtener respuestas): el sistema informaba al usuario de que la etiqueta del supuesto paquete estaba dañada y pedía al destinatario que rellenase un formulario. Por la gestión, pedía una pequeña suma de dinero.

En otros casos, los mensajes recibidos por WhatsApp simulan proceder de otras apps de uso masivo. Hace tres años cundió otro timo con wassaps supuestamente del servicio de música en línea Spotify, en la que la empresa mostraba su generosidad “donando cuentas premium” y animaba a pinchar en un enlace, que en realidad servía únicamente para robar datos sensibles del usuario.

Fuente (EL País)

Deja una respuesta