España enviará una selección de semillas al ‘Arca de Noé vegetal’

España enviará una selección de semillas al ‘Arca de Noé vegetal’

Las islas árticas de Svalbard, en Noruega, acogen lo que se conoce como el Banco Mundial de Semillas, una enorme colección de biodiversidad agrícola. Con una extensión de más de 1.000 metros cuadrados, almacena en su interior más de un millón de muestras de semillas y ahora un grupo de investigadores españoles ha escogido variedades de trigo, legumbres, tomates y maíces, para depositarlas en esta especie de Arca de Noé vegetal

 

Este proyecto impulsado por el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos y el Banco Genético Nórdico en 2008-Svalbard Globale Frøhvelv es su nombre oficial en noruego- constituye la base de prácticamente toda nuestra alimentación. Un equipo del Centro de Recursos Fitogenéticos (CRF) del INIA-CSIC, encabezado por su director, Luis Guasch, ha escogido más de mil variedades vegetales de la colección nacional.

 

 

 

España enviará variedades de trigo, legumbres, tomates y maíces al Banco

 
Entrada a la Cámara Mundial de Semillas de Svalbard.

Entrada a la Cámara Mundial de Semillas de Svalbard.

 Luigi Guarino / CC BY-SA 3.0

También se le conoce como la bóveda del fin del mundo, por su importantísima utilidad en caso de catástrofe o cataclismo, puesto que salvaguarda la base de la alimentación mundial. Es la primera vez que España depositará variedades nacionales propias en la cámara, patrocinada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la organización Global Crop Diversity Trust (CROP Trust), la Fundación Bill y Melinda Gates y el gobierno noruego.

La cámara se encuentra en una cueva excavada en mitad de una montaña y se ha convertido en un pacto internacional por la conservación de la biodiversidad agrícola. Según recoge la agencia de noticias científicas SINC, el proyecto de depósito de muestras del Centro de Recursos Fitogenéticos (CRF) comenzó hace más de seis años. “Las primeras 1.080 variedades españolas ya están preparadas en congeladores del INIA-CSIC”, confirma Luis Guasch a la agencia. 

Es un pacto internacional por la conservación de la biodiversidad agrícola

«300 son cereales de invierno, 114 de las cuales corresponden a trigos; 510 son leguminosas, de las que 189 son judías; 200 son hortícolas, 81 de ellas tomates, y 108 variedades de maíces», concreta el director del centro. Ya son más de 89 depositarios los que han enviado muestras de semillas a las islas árticas de Svalbard, entre ellos casi todos los países europeos y muchos de los centros internacionales de conservación vinculados a la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Fuente (La Vanguardia)

Deja una respuesta