Lady Noriega: “Lo popular les abrió las puertas a las mujeres”

Lady Noriega: “Lo popular les abrió las puertas a las mujeres”

La cantante lanza su más reciente sencillo, “Me paro en la raya”, que nació de una experiencia propia, en la que quería ser más que la novia de su actual pareja.

¿Por qué escogió “Me paro en la raya” para lanzarlo en este momento?

Es un tema que tiene mucha fuerza y una musicalización definida en el género popular. Además, la letra me encanta y es mía. Surgió de una experiencia propia y es una de las canciones que más fácil me han salido a la hora de escribirla, es como si me la hubieran dictado. La tenía muy clara y cuando uno está haciendo un álbum busca tener variedad de temas y de sentimientos.

¿Cuándo lo compuso?

Estábamos en mi casa escogiendo los temas para el álbum, eso fue hace dos años, y ya había seleccionado varias letras, entonces mi esposo me dijo que debería grabar la canción que hice de nuestra relación. Fue así como decidí enviársela a mi productor en un audio y a los ocho días me mostró la maqueta de la composición. Esta canción no tiene la típica letra de despecho.

¿Cómo fue el proceso de selección del álbum?

Mi productor me metió en la música hace 23 años. Hace unos tres años llegó a Colombia y me llamó para decir que tenía un repertorio que quería grabar conmigo. Teníamos 20 canciones para escoger. Hay unas canciones que las conocen en México, pero no acá. Además, la idea era grabarlas en el género popular.

¿Cuándo lanzará el disco?

El disco se encuentra disponible en las diferentes plataformas de música. En este proyecto vengo trabajando desde el año pasado.

¿Cuánto ha cambiado el género musical desde que usted empezó su carrera?

El sonido ha cambiado muchísimo, porque en esa época podíamos jugar con temas tropicales y era más como un tropipop lo que se hacía. Eso ha variado mucho, pero lo que se mantiene un poco es la base de pop y se le introducen unos instrumentos muy regionales, que definen los géneros. Lo que noté es que lo popular les abrió las puertas a las mujeres y a los temas que nos afectan.

¿Escucha a las otras mujeres en el género?

La verdad, no conocía la música de algunas de ellas. No me gusta concentrarme en lo que hacen otras artistas, porque siempre me he caracterizado por mi individualidad y por marcar mi propio estilo, no me gusta estar copiando a nadie. Entonces me concentré en mi preparación y estilo propio. Me encanta que cada mujer del género hace un aporte diferente.

¿Por qué llegó a la música?

Toda la vida me ha gustado cantar. En Medellín estaba estudiando ingeniería de sistemas y cuando llegué a Bogotá entré a estudiar arte dramático a escondidas. Siempre al salir de las clases me sentía flotando y de alguna manera tuve el valor para decirle a mi familia lo que realmente quería hacer. Recuerdo que uno de mis maestros me recomendó tomar clases de técnica de vocal. La música era algo que siempre me había apasionado, pero no lo veía tan real.

¿Se arrepiente de haber participado en el reinado?

No, jamás. Fue un sueño maravilloso, desde niña quería ser reina. Era algo que veía imposible, y cuando los sueños se dan es algo encantador, y gracias a eso me salieron muchos contratos de modelaje en Bogotá.

¿Cómo se cuidaba para tener la figura adecuada para participar en el reinado?

Siempre fui muy deportista y en Medellín hacer deporte es casi como una religión. Además, la genética ayuda, pero hay que cuidar el cuerpo. En esa época era muy joven y mi primer trabajo fue como instructora de aeróbicos, después de natación y en la universidad corría en el triatlón.

¿En sus inicios se creía que los artistas eran bohemios?

Cuando uno decía que quería ser artista, eso era lo que más les preocupaba a los papás, porque pensaban en ese mundo de borrachos, locos y que no estudian, ese era el estigma. En mi caso, las cosas se me dieron. Yo arranqué y nunca he parado.

¿Cómo vivió el problema de salud que tuvo por el procedimiento estético en el que le aplicaron biopolímeros?

El aspecto de mi cara me preocupaba, porque es una de las herramientas de trabajo más importantes en la actuación; entonces, cuando noté que mis labios estaban muy delgados, contacté a la cirujana que trabajaba con la agencia de modelaje con la que estaba laborando. Ella me daba mucha confianza por ser mujer. Después me puso las famosas inyecciones de biopolímeros en el mentón y la boca, que funcionaron por tres años. Luego empezaron a verse los efectos y las facciones desfiguradas. Fue una época de mi vida en la conocí el arrepentimiento.

¿Qué proyectos tiene?

Estoy dedicada a la música. El proyecto es grabar el video musical del segundo sencillo, que lanzaré este año.

(Fuente: El Espectador)

Deja una respuesta