Un anciano recoge firmas para poder desheredar a los hijos que no cuidan a sus padres

Un anciano recoge firmas para poder desheredar a los hijos que no cuidan a sus padres

Bajo la petición ‘si no te cuidan que no hereden’ cuenta su caso y solicita cambiar el Código Civil, vigente desde 1889.

«Me llamo Fernando y tengo 78 años. Hace 6 tuve mi primer nieto, y en el año 2018 el segundo. Pero casi nunca los veía porque mi hijo y mi nuera apenas me venían a ver ni me invitaban a visitarlos. Por eso hace unos años discutimos, les dije que me gustaría que nos viéramos más y se ofendieron. El castigo fue dejarme sin ver crecer a mis nietos, que ahora tienen ya 6 y 4 años». Con esta frase inicia este hombre, padre y abuelo, su exposición para la recogida de firmas (bajo el título ‘ Si no te cuidan que no hereden‘) que ha iniciado a través de la plataforma Change.org para que se modifique el Código Civil y poder desheredar a su hijo.

Fernando explica que «de eso han pasado ya 10 años y ahora sé que lo que he sufrido por parte de mi hijo y su pareja ha sido maltrato psicológico. Es muy duro decir esto de tu propia familia pero me han hecho sufrir. Mucho. Lo curioso es que si yo ahora decidiera no darles nada de lo que tengo, no podría hacerlo. Porque el código civil Español, en la mayoría de comunidades autónomas, garantiza POR LEY que nuestros hijos hereden la legítima, es decir, 1/3 de la herencia».

Fernando recuerda que «sí se contempla desheredar pero hacen falta demostrar motivos como una prolongada ausencia de contactos y tiene que validarlo un Juez. No me parece justo, muchos hijos abandonan totalmente a sus padres y ellos deberían poder decidir libremente si quieren retirarles su herencia».

Por ello, pide que «actualicemos de una vez un Código Civil anticuado, que corresponde al año 1889. De eso han pasado ya 133 años. La sociedad y sus normas deben avanzar. Los mayores demandamos un cambio realista con las circunstancias actuales: queremos la libertad de poder hacer con nuestro patrimonio lo que queramos».

 
Fuente (Las Provincias)

Deja una respuesta