La Pandilla del Río Bravo se abre camino con la música norteña en Colombia

La Pandilla del Río Bravo se abre camino con la música norteña en Colombia

  • Categoría de la entrada:Actualidad
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La agrupación colombiana, que tiene ocho discos en el mercado, está promocionando su más reciente sencillo “A mí me pasa igual”, que habla acerca de extrañar a alguien que está lejos.

¿Por qué escogen lanzar “A mí me pasa igual” en este momento?

A mí me pasa igual es una canción que nos gustó mucho, porque habla de cuando extrañas a las personas que están lejos. No identificamos con la canción, ya que viajamos mucho y no podemos estar con nuestras familias en momentos especiales. Hicimos la canción en versión norteña.

 

¿Qué tanto cambió la canción desde que la escucharon hasta pasarla a la versión de música norteña?

Cambió en cuanto a la instrumentación que usamos y la interpretación vocal, ya que conecta a la gente con la canción.

 ¿“A mí me pasa igual” hace parte de un álbum?

Sí, hace parte de un álbum de diez temas, en las que nos reencontramos en cuanto a la composición, porque lo que hemos venido haciendo son covers, entonces en esta producción decidimos arriesgarnos con nueve temas inéditos.

¿Se parece instrumentalmente su más reciente lanzamiento a lo que lanzarán de ahora en adelante?

La base es igual, pero hay algunas canciones que tienen saxofón.

¿Por qué se inclinan por la música norteña?

Llegamos a esta música, porque en Colombia tiene muy buena acogida la música de despecho, carrilera, popular y la norteña tiene una temática más romántica, que no dan los otros géneros.

¿Qué fue lo primero que montaron como la Pandilla del Río Bravo?

Lo primero que empezamos a trabajar fue la música de Los Rayos y ensayábamos en un apartamento. Nuestra primera presentación fue en el parque El Tunal, en Bogotá. 

¿Ha cambiado la música norteña desde que iniciaron su carrera artística hasta hoy?

Tienen los mismos instrumentos, pero la musicalidad y melodías han cambiado, porque anteriormente la música norteña era más recia y arrabalera, ahora está más inclinada hacia el pop y tejano. Ahora no se usan tanto los corridos, aunque se ha tratado de no hacer cambios tan fuertes en la música norteña.

La Pandilla del Río Bravo se abre camino con la música norteña en Colombia

El Espectador

La agrupación colombiana, que tiene ocho discos en el mercado, está promocionando su más reciente sencillo “A mí me pasa igual”, que habla acerca de extrañar a alguien que está lejos.

La Pandilla del Río Bravo se creó en diciembre de 1995. Cortesía

¿Por qué escogen lanzar “A mí me pasa igual” en este momento?

A mí me pasa igual es una canción que nos gustó mucho, porque habla de cuando extrañas a las personas que están lejos. No identificamos con la canción, ya que viajamos mucho y no podemos estar con nuestras familias en momentos especiales. Hicimos la canción en versión norteña.

 

 

¿Qué tanto cambió la canción desde que la escucharon hasta pasarla a la versión de música norteña?

Cambió en cuanto a la instrumentación que usamos y la interpretación vocal, ya que conecta a la gente con la canción.

 ¿“A mí me pasa igual” hace parte de un álbum?

Sí, hace parte de un álbum de diez temas, en las que nos reencontramos en cuanto a la composición, porque lo que hemos venido haciendo son covers, entonces en esta producción decidimos arriesgarnos con nueve temas inéditos.

¿Se parece instrumentalmente su más reciente lanzamiento a lo que lanzarán de ahora en adelante?

La base es igual, pero hay algunas canciones que tienen saxofón.

¿Por qué se inclinan por la música norteña?

Llegamos a esta música, porque en Colombia tiene muy buena acogida la música de despecho, carrilera, popular y la norteña tiene una temática más romántica, que no dan los otros géneros.

¿Qué fue lo primero que montaron como la Pandilla del Río Bravo?

Lo primero que empezamos a trabajar fue la música de Los Rayos y ensayábamos en un apartamento. Nuestra primera presentación fue en el parque El Tunal, en Bogotá. 

¿Ha cambiado la música norteña desde que iniciaron su carrera artística hasta hoy?

Tienen los mismos instrumentos, pero la musicalidad y melodías han cambiado, porque anteriormente la música norteña era más recia y arrabalera, ahora está más inclinada hacia el pop y tejano. Ahora no se usan tanto los corridos, aunque se ha tratado de no hacer cambios tan fuertes en la música norteña.

¿Cuántos álbumes tienen?

Tenemos ocho producciones discográficas. Cuando grabamos nuestra primera canción que salió en 1997 nos tocó ahorrar para poder pagar la grabación y fue en un estudio donde grababan músicos dedicados al rock. 

¿Consideran que la gente está más conectada con temas viejos o con las nuevas tendencias de la música norteña?

Están muy conectados con éxitos viejos, pero pasa algo muy curioso en Boyacá, sobretodo en Valle de Tenza, ya que conocen mucho de música norteña, porque piden las canciones viejas y exigen a los artistas estarse actualizando con las nuevas canciones y tendencia.

¿Musicalmente Colombia y México están conectados?

Sí, entre Colombia y México hay muchos nexos musicales. Hay muchos músicos mexicanos que vienen y nos escuchan, y dicen que estamos haciendo la música norteña con el toque especial que la caracteriza.

¿Qué tan difícil ha sido posicionar la música norteña en Colombia?

No ha sido fácil posicionar un grupo norteño en Colombia en cuanto a medios de comunicación, pero la gente la acepta muy bien y nos presentamos en diferentes ferias y fiestas de Boyacá. También corremos el riesgo de que lleguen grupos mexicanos a competir con nuestra música.

¿Son una competencia musicalmente los artistas de música norteña que están buscando ganar adeptos en Colombia?

Hemos compartido tarima con muchos artistas mexicanos que vienen con grandes expectativas del público colombiano y es que en México hay muchos artistas de ese género, por eso están buscando mostrar su música en otros países, porque ya no tienen espacio en su territorio.

¿Qué aspiraciones tienen como agrupación?

Lo que buscamos es posicionarnos a nivel nacional, porque detrás de nosotros vienen unas agrupaciones muy buenas. Lo que queremos hacer es fortalecer la música norteña y a cada uno de los artistas nuevos que vayan saliendo para ayudarnos entre sí.

¿Todavía se ven afectados los artistas de este género por la asociación que tiene la gente entre la música norteña y el narcotráfico?

Hace unos 18 años el tema del narcotráfico afecto mucho a los artistas de música norteña, porque estábamos asociados al narcotráfico, aun nos relacionan, pero ya no es tan fuerte el rechazo como lo era en la época del narcotráfico en el país. No nos gusta hacer narcocorridos.

¿Qué proyectos vienen?

Seguiremos promocionando A mí me pasa igual.

(Fuente: El Espectador)

Deja una respuesta