Iván Villazón: 36 años cantando buen vallenato

Iván Villazón: 36 años cantando buen vallenato

Según el artista, una canción “realmente vallenata” debe nacer de una experiencia vivida, debe tener un respaldo detrás, debe ser producto de una inspiración verdadera.

La anécdota es poco conocida, así como poco, poquísimo si se tiene en cuenta el contexto, fue el público que la atestiguó: 15 personas. Ese mismo público, en algún escenario de la ciudad de Bucaramanga, por allá a mediados de los noventa, se había quedado esperando, después de varios retrasos por asuntos técnicos, el último turno para cantar que le correspondía a un cantante vallenato.

¿Cuántos somos, 10, 15? Muy bien: a esos 15 les voy a cantar buen vallenato. Gracias por quedarse”. El cantante, con una voz nítida y afinada, les cumplió: interpretó canciones representativas de eso que les había prometido; cantó, como si nada estuviera pasando fuera de lo normal, buena música vallenata, que es lo que ha hecho por más de 36 años que tiene de vida musical.

Se habían quedado y al final había valido la pena, pues gozaron con una presentación que a esa altura se pareció más a una parranda de amigos que a un concierto desolado.

Fue un hecho poco conocido, decía, y ya lejano en el tiempo, tal vez diluido incluso en la memoria de su protagonista (o no), pero que dibuja lo que ha sido Villazón y su aporte al folclor vallenato en más de tres décadas, pues él, además de uno de los mejores intérpretes del género, ha sido eso: un defensor de la esencia de esta expresión musical: esencia narrativa y vivencial.

Fuente: El Espectador

 

 

Deja una respuesta